¿Por qué elegir trabajar en un espacio coworking?

El coworking es una tendencia cada vez más común entre los emprendedores de todo el mundo que consiste en compartir un espacio de trabajo con otras personas. Si acabas de montar tu empresa y no tienes suficientes fondos como para permitirte el alquiler de una oficina propia; o simplemente deseas evitar las distracciones de trabajar desde casa o desde lugares públicos como cafeterías, el coworking puede ser la solución ideal.

Esta forma de trabajar tiene su origen en Estados Unidos, aunque ya lleva años implantándose en nuestro país. De hecho, España es el tercer país con más espacios de coworking, justo por detrás de Estados Unidos y Alemania.


Estos espacios ofrecen por una cuota mensual razonable un espacio de trabajo y servicios como conexión a internet, agua, electricidad, limpieza, fotocopiadora, salas de reuniones, máquina de café… el precio variará según los servicios que ofrezca el espacio o  de la zona en la que se encuentre, aunque la mayoría ofrecen tarifas flexibles adaptándose a las horas que necesites utilizar el espacio.

Pero, ¿por qué elegir trabajar en un espacio coworking? A continuación os contamos algunas de las ventajas de estos espacios.

Ahorras costes. La cuota mensual de un espacio de coworking simepre será mucho más barata que el alquiler de una oficina convencional. En muchos espacios no te tendrás que preocupar por nada, solamente por llevar tu portátil, tus ideas y ponerte a trabajar. Eso sí, cuanto más servicios disponga el espacio, más cara será la cuota mensual, aunque quizás menos que lo que cuestan las decenas de cafés mensuales que te tomas en la cafetería de debajo de tu casa en la que sueles trabajar.

Estableces una rutina. Uno de los mayores problemas de los emprendedores y freelances es que tanta flexibilidad horaria al final puede pasar factura. Trabajar con el pijama no es siempre la mejor opción. Optar por un espacio de coworking puede ayudarte a establcer hábitos como si de una oficina se tratara y te ayudará a ser más productivo. Acabarás con las distracciones domésticas y saldrás de la cueva que a veces puede suponer tu casa después de tantas horas de home office.

Fomentas la colaboración con otros coworkers. Conocer a otras personas que, como tú, se encuentran solas en su aventura empresarial puede hacer que surjan oportunidades de colaboración e incluso de lanzarse a proyectos conjuntos. Además, si alguno de los clientes de otro coworker necesita algo que le puedas ofrecer, quién mejor que tú para hacerlo.

Existen otras muchas ventajas del coworking. Una es la gran cantidad de espacios que existen en España, sobre todo en las grandes ciudades. Una de las páginas de referencia es Coworking Spain, un directorio de  espacios coworking en el que encontraremos la mayoría de los centros que hay repartidos por toda  España.
Así que ya sabes, si eres freelance o acabas de montar tu propia empresa, no pases por alto la opción del coworking.


Imagen con licencia CC de Stephanie Booth