Biorobótica: una disciplina de ciencia ficción

Esta semana nos sorprendía la noticia de la creación de una mano biónica que no solo es capaz de coger objetos, sino que también es sensible al tacto: temperatura, dureza, textura… Aunque parece sacado de una novela de ciencia ficción, este milagro, que ha cambiado la vida de un chico con el brazo amputado, es obra del avance de una disciplina con mucho futuro: la biorobótica.

La biorobótica es una rama de la ingeniería que se mezcla con la biología para desarrollar sistemas con características biológicas o que pueden interactuar con organismos biológicos gracias a una interfaz.

Dentro de la biorobótica se engloba la creación de prótesis para gente que ha sufrido amputaciones, como el caso ya comentado de la mano biónica, u otros casos famosos como el Jesse Sullivan, que perdió ambos brazos en un accidente laboral y que se sometió a una operación para recuperar los nervios de sus pectorales -necesarios para mover los brazos- y acoplar a ellos dos brazos robóticos.

En esta línea también se investiga el trasplante de órganos creados mediante una combinación de células madre y biorobótica, que buscan reducir el rechazo a los órganos trasplantados a cero.

Pero la biorobótica no solo es un campo que puede aplicarse al ámbito de la salud, en el que esta disciplina tiene mucho futuro. También engloba el desarrollo de robots basados en animales, que tienen mecánicas que puede resultar útil incorporar a los diseños industriales o que pueden incluso salvar vidas. Es el caso de robots con forma de serpiente que pueden ayudar a buscar supervivientes en edificios derrumbados tras terremotos y otras catástrofes.

Sin duda, es una ciencia con gran potencial de desarrollo e investigación que seguro que en los próximos años demandará cantidad de profesionales dedicados a ella, y con la que el potencial de creación y las ganas de ayudar a los otros pueden conjugarse perfectamente. Así que si te atrae la idea de desarrollar robots que cambien la vida de las personas, seguro que la bioingeniería es una opción que te gustará.


En la actualidad ya hay centros que ofrecen la especialización en esta rama de la ingeniería, así que si te animas, puedes formarte en España.