Jan Koum: "No nos integraremos en Facebook"

El cofundador de WhatsApp explicó a 'La Vanguardia' las últimas novedades del servicio de mensajería

LA CRÍTICA DE LA COMPETENCIA: "Usar el miedo de la gente en tu beneficio es irresponsable, ha de haber una ética" | UN COMPROMISO: "No almacenamos datos de la gente, tan sólo entregamos los mensajes" | LA CAÍDA DEL SÁBADO: "Fue por un cúmulo de coincidencias; yo mismo me impliqué en resolverlo" | LA SITUACIÓN DE UCRANIA: "La gente ha reaccionado, pero podría haber otro gobierno corrupto"

Antes de comenzar la entrevista con Jan Koum (Ucrania, 1976) hay un requisito previo. Él es el primero que lanza una pregunta al periodista: “¿Usas WhatsApp?”. Cuando descubre que su interlocutor tiene una cuenta “de por vida” porque fue uno de los primeros que la adquirieron, se relaja, aunque no admite que le hagan fotografías para la entrevista. Vestido con chaqueta negra, jersey deportivo y vaqueros, Koum sitúa a su derecha sobre la mesa dos teléfonos. Un Nokia Asha de gama baja y un iPhone 5S. WhatsApp está en todos los mundos.
 
¿Qué noticias ha venido a explicar a Barcelona?
Vamos a lanzar WhatsApp de voz. Queremos hacer que WhatsApp sea más accesible, para lo que hemos trabajado en los últimos meses, y estará listo en el segundo trimestre del 2014.

¿Supondrá este servicio un gran consumo de datos?
Nuestro trabajo ha sido para conseguir un mínimo consumo de datos. Creemos que hemos hecho una de las apps de mensajería de voz con un consumo más bajo. 

Tras su venta a Facebook, la primera reacción de mucha gente ha sido abandonar WhatsApp. ¿Qué puede decirle sobre el futuro de sus datos?
Hemos visto gente dejando WhatsApp, pero es igualmente importante para la gente entender que Facebook y WhatsApp continuaremos operando de forma independiente. Hay quien dice: “Vaya, ahora Facebook tendrá nuestros datos”, pero no es así, no los tenemos. Nosotros no conocemos su edad, su dirección, su correo electrónico o su tarjeta de crédito. No almacenamos ninguna de esta información. No almacenamos los mensajes, sólo los entregamos en los teléfonos.

Explíqueselo a la gente.
Lo que quiero que entiendan es que, más allá de una primera reacción de pánico, tanto Mark Zuckerberg como yo nos preocupamos profundamente de WhatsApp como una compañía que queremos que siga creciendo, y la única forma de que siga creciendo es no cambiar nada. En compañías que fueron adquiridas, lo primero que hicieron mal fue integrarse. Eso las rompió. En cambio, si miras la adquisición de Instagram o de WhatsApp, no hay ningún plan de integración previsto. WhatsApp seguirá funcionando como una empresa en solitario con su simple objetivo de crecer en el número de personas en la red y en construir un producto. Es importante ser racionales y entender que WhatsApp no tiene planes para cambiar.

¿Podemos decir que el compromiso de WhatsApp con la privacidad y contra la publicidad se va a mantener?
Tanto Mark como yo lo hemos dicho públicamente. La publicidad no es un plan de negocios para la mensajería móvil.

Los rivales de WhatsApp dicen que su aplicación no es segura. ¿Qué les responde?
Digo que es irresponsable y no es ético explotar los miedos de la gente, ya sea en los negocios, la política o cualquier entorno. Usar los miedos de la gente para tu beneficio es equivocado. Aprecio la competencia, pero pienso que entre competidores es importante mantener un cierto nivel de ética. Provocar preocupación en la gente respecto a su privacidad es, simplemente, irresponsable.

Usted ha vivido unas situaciones personales difíciles. ¿Cómo se siente ahora que se ha convertido en multimillonario respecto a su duro pasado?
No he pensado en ello. No estoy preocupado hoy porque tengo un trabajo que hacer. Para mí, el camino no se ha terminado, no se ha completado. Tengo mucho que hacer. Pero creo que es algo muy personal para mí en este viaje el hecho de que crecí en un país donde el éxito es importante y donde hay que intentarlo y no abandonar. Soy, de alguna manera, una manifestación del sueño americano.

¿Está preocupado por la situación de Ucrania?
Estoy profundamente preocupado y conscientemente optimista. Optimista, porque la gente finalmente ha despertado y ha reaccionado contra los abusos, pero estoy también preocupado porque un gobierno corrupto podría sustituir a otro gobierno corrupto. Parece haber mucho odio y corrupción en el sistema político del país, por lo que sería un reto muy difícil encontrar al líder que ponga en pie el país y ser puro en lugar de llenarse el bolsillo de dinero para él y su familia. 

¿Hay algún secreto para que WhatsApp sea un éxito que usan 450 millones de personas? 
Creo que no hay un solo secreto como razón de nuestro éxito. Hay cierto número de ellos. El tiempo es uno. Empezamos en el 2009. Fuimos la primera compañía en construir una aplicación de mensajería móvil. Otra gente intentó copiarnos. Lo que nosotros hicimos fue centrarnos en el archivo de contactos. Eso aceleró nuestro crecimiento. También cuenta nuestra habilidad para hacer las cosas sencillas y nuestro objetivo, que es hacer sólo mensajería, además de construir versiones para que WhatsApp esté disponible en todas las plataformas de móvil. Hay un gran número de secretos, incluyendo que en nuestro equipo hay ingenieros muy inteligentes. 

¿Sabe por qué tiene tanto éxito WhatsApp en España y Latinoamérica?
No lo sé. Una de nuestras preocupaciones con las primeras versiones fue disponer de una versión de WhatsApp en español. Creo que nuestra documentación para la traducción fue muy buen trabajo. Pero no creo que sea sólo un éxito en España y Latinoamérica, también hemos crecido mucho en Alemania, por ejemplo, o en mercados como el de Hong Kong. Así que creo que no hay un solo mercado donde tengamos más éxito, sino que WhatsApp tiene una aceptación global. 

¿Cree que acabar una carrera universitaria es una barrera para tener éxito en la tecnología, como ha pasado con usted y otras personas que han triunfado sin acabar los estudios?
Si pienso en gente que dejó los estudios y ha tenido éxito..., hay varios. Pero para los trabajos es importante obtener una licenciatura. Mi historia no es muy típica, y la de Mark también es atípica. Yo animo a la gente a finalizar los estudios. Yo todavía confío en acabarlos.

¿Qué le pasó el sábado a WhatsApp cuando cayó varias horas?
Tenemos una aplicación y, por desgracia, nos ocurrió algo terrible. Es algo que localmente no sucede muy a menudo con los servidores con los que trabajamos. Fue por un cúmulo de coincidencias. Me impliqué personalmente para intentar resolverlo cuanto antes.


Leer más: