Sony dejará de fabricar ordenadores Vaio para centrarse en los televisores

La marca japonesa planea traspasar su negocio del PC a un fondo de inversores y reflotar su filial de referencia

La companía japonesa Sony ha anunciado a través de un comunicado publicado en su página web oficial que abandona su línea de productos Vaio para PC con la finalidad de centrarse en reflotar de su negocio de televisores.

Los planes de Sony de dejar de fabricar ordenadores personales después de años de pérdidas dejan abierto el debate sobre la forma en que tratará de arreglar un problema mucho mayor: su filial de referencia, la dedicada a la fabricación de televisores, ha perdido 7.500 millones de dólares (5.550 millones de euros) en los últimos 10 años.


La retirada llega cuando las tecnológicas niponas buscan salir de la sombra de los gigantes del sector como Apple o Samsung. La salida del negocio Vaio de ordenadores personales, que Sony fundó hace 17 años, significará la primera retirada de una línea principal de producto desde que Kazuo Hirai es consejero delegado.

Todavía no está claro si Sony emulará a sus rivales Panasonic y Sharp en el camino de la reestructuración. Estas últimas han asumido cargas, vendido negocios en pérdidas y rebrotado con unos sólidos beneficios. Sony negocia ahora con Japan Industrial Partners, un fondo japonés que compra negocios en reestructuración, para que tome el control de la marca Vaio en Japón, según el plan en estudio, dijo una fuente a Reuters.

Los detalles financieros y la participación final en la nueva entidad siguen siendo negociados, según la fuente. Está previsto que esta semana Sony publique sus resultados entre octubre y diciembre.

El acuerdo llega después operaciones financieras destinadas a recuperar crédito, como la venta de la sede en Nueva York y un edificio en Tokio el año pasado, y podría vaticinar un mayor esfuerzo para reestructurarse, según el analista de Macquarie Research Damian Thong.

Sony dijo que no ha anunciado nada sobre su negocio de PC y que estudiaba varias opciones para la filial. Un responsable de Japan Industrial Partners rechazó ofrecer comentarios.


Leer más: