El fin del 'roaming' en la UE será el 15 de diciembre de 2015

La Eurocámara aprueba que cuesten lo mismo las llamadas o conexiones de datos en todos los 28 estados de la Unión

Bruselas (EFECOM).- El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy por amplia mayoría que desde el 15 de diciembre de 2015 se supriman las cargas por "roaming", esto es, que se apliquen las mismas tarifas móviles por llamada o conexión de datos a los usuarios independientemente del país de la UE en que se encuentren.

Según el último Eurobarómetro, el 70% de los europeos limita el uso del móvil cuando sale de su país y hasta el 94% cierra su servicio de datos en el móvil por los sobrecostes.

Las empresas de telefonía ya no podrán aplicar las tarifas "roaming" de forma masiva, si bien habrá excepciones a las que las compañías podrán aplicar tarifas de itinerancia aunque en cualquier caso a un coste inferior al actual.

La eurodiputada del PP Pilar del Castillo, responsable de este asunto en la Eurocámara, declaró que "ya era hora de acabar con el 'roaming' y que los ciudadanos estén sometidos a cargas extraordinarias a la hora de conectarse desde el extranjero para hablar con sus seres queridos o sus empresas".

Del Castillo señaló en el debate previo al voto en la Eurocámara el sin sentido que significaban las cargas por llamar desde otro país dentro de la UE y el freno que significaba para el pleno desarrollo del mercado interior comunitario, así como la identificación ciudadana del proyecto europeo.

El fin del "roaming" ha estado precedido por una serie de rebajas progresivas en las tarifas en julio de 2012 y en la misma fecha de 2013 alentadas por la Comisión Europea (CE) y la propia Eurocámara en los últimos años.

En la actualidad se paga 24 céntimos de euro por cada minuto cuando se hace una llamada y 7 céntimos cuando se recibe. Además se paga 8 céntimos por el envío de SMS y 45 céntimos por descarga de megabyte si hay conexión a los datos del móvil. Todavía queda además una rebaja pendiente a partir del próximo 1 de julio. Las tarifas serán de 19 céntimos por llamada realizada, 5 por llamada recibida, 6 por SMS y 20 por los datos.

La medida inicialmente propuesta por la Comisión ha levantado durante toda la tramitación legislativa grandes críticas de las compañías telefónicas europeas por las pérdidas económicas que puede acarrear.
La vicepresidenta de la Comisión Europea y titular de la Agenda Digital, Neelie Kroes, ha reiterado dirigiéndose a los directivos de los principales operadores de telecomunicaciones en Europa que el mercado único de telecomunicaciones les beneficia, a pesar de que contenga algunos tragos "amargos".

"Creo que el sector de las telecomunicaciones se beneficiará finalmente de este paquete (legislativo). Pero ese no es el motivo por el que lo hago. Lo hago por el crecimiento y el empleo europeos", indicó Kroes hace unos días en una conferencia organizada por la asociación europea de operadores de telecomunicaciones, ETNO.

Asimismo, Kroes reiteró que un mercado único digital en la UE podría aportar al PIB comunitario un crecimiento del 1 % e incrementar la inversión en redes más rápidas de banda ancha.

El paquete de telecomunicaciones avalado hoy por la Eurocámara también pide prohibir a los proveedores de internet que bloqueen o ralenticen la red cuando se accede a servicios de la competencia.
Algunos proveedores de internet que también lo son de telefonía utilizan esas prácticas cuando un usuario quiere por ejemplo hacer llamadas gratuitas por internet a través de aplicaciones como Skype.
Asimismo se pide que las compañías ofrezcan un internet móvil más rápido, pues cada vez más usuarios utilizan el móvil para descargar datos y que se liberen todo el espectro radioeléctrico posible para ello.