El crowdlending o los préstamos entre particulares

Si estás pensando en montar un negocio propio o sacar un proyecto adelante seguramente andes a vueltas con el modelo de negocio y el plan de financiación. Por eso hoy queremos hablarte de diversas formas de conseguir recursos económicos para tu idea que se agrupan bajo un mismo concepto: el crowdfunding. Y en concreto de una de ellas, ¿sabes qué es el crowdlending?

En todos los casos se trata de formas de financiación alternativas, surgidas recientemente gracias a internet, sin intermediarios y por lo general basadas en sistemas de micropagos o la captación de pequeñas aportaciones económicas individuales. Y siempre a cambio de una recompensa para el inversor: ya sea en especie, en publicidad ó simplemente una gratificación personal. Hablamos de crowdfunding en cualquiera de sus fórmulas: donaciones, sistemas de mecenazgo, formatos de esponsorización, pre-venta de productos.

El crowdlending comparte la misma filosofía pero se diferencia en un aspecto fundamental: la persona que recibe dinero a través de esta fórmula se compromete a devolverlo con unos intereses. Se trata por tanto de un préstamo en toda regla. Pero un préstamo en el que no se le debe dinero al banco sino a otras personas que creen en tu proyecto.

Los portales de crowdlending ofrecen diversas posibilidades. Algunos simplemente “subastan” la participación en proyectos de tal forma que el inversor puede ver un resumen ejecutivo de todos los negocios disponibles y puja por prestar determinada cantidad de dinero a un tipo de interés concreto. En otros portales, los inversores simplemente ofrecen una cantidad de  dinero y la propia plataforma busca los mejores proyectos en los que invertir fijando además el tipo de interés. Y en todos los casos, la plataforma, que actúa como intermediaria, se encarga de aprobar o rechazar las solicitudes tanto de inversores como de prestatarios.

También es cierto que en el caso del crowdlending, los inversores deben ser conscientes del riesgo de impago que se corre. Quizás por esa razón, en España no es todavía una práctica muy desarrollada. Sin embargo en países como EEUU ó Gran Bretaña ya se manejan cifras de negocio más que considerables. No en vano, Lending Club por ejemplo, una de las plataformas más populares en norteamerica, tiene previsto salir a bolsa en 2014. En España ComunitaeZencap o Lendico ofrecen este tipo de servicios.

El auge del crowdfunding y del crowdlending es tal que el Gobierno trabaja ya para regular el sector.