700 jovenes talentos ayudarán a Telefónica a convertirse en teleco digital

  • La compañía celebra la primera edición de un programa de desarrollo profesional que quiere impulsar su proceso de transformación

Telefónica ha celebrado la 1ª edición del Programa de Desarrollo para Jóvenes Profesionales Dirigido a 712 jóvenes profesionales (628 en Madrid y 84 en territorios), con el objetivo de darles la experiencia profesional necesaria que les permita ser agentes del cambio en el proceso de transformación de Telefónica en una compañía más global, ágil y digital.

El plan comenzará en enero y se desarrollará a lo largo del 2016 y podrán participar los Jóvenes que consiguieron las becas Talentum de la compañía entre 2011 y 2013 y los profesionales de hasta 30 años que acumulen un mínimo de dos años de antigüedad en la compañía.


El programa constará de dos partes diferenciadas: la primera, dirigida a desarrollar su visión de la compañía y facilitar herramientas de gestión del cambio. Y la segunda, enfocada a poner en práctica sus aprendizajes desarrollando proyectos transversales en sus áreas de negocio.

La presentación de esta nueva iniciativa ha sido presentada a los jóvenes Talentum por Luis Miguel Gilpérez; presidente Telefónica, España; Fernando Herrera, director RRHH y Transformación; Raquel Fernández León, directora de Desarrollo, Selección y Gestión de Talento y el deportista Albert Bosh Riera . Luis Miguel Gilpérez en su presentación ha explicado a los jóvenes los planes de la compañía para los próximos años y ha anunciado su reto de convertir a Telefónica en “la referencia mundial de las telecos”, tarea para la que se precisa el talento de estos 700 jóvenes.

La puesta en marcha de este plan incluye acciones como: Sesiones de Negocio; Mentoring; Autodesarrollo en habilidades; Ponencias Inspiracionales; Formación presencial; Programa Anfitrión; Visitas experienciales; Encuentros con la Dirección, y Proyectos de mejora.

Se han involucrado a más de 500 personas de la compañía como mentores del programa. Es la primera vez que una empresa del IBEX 35 implica a una cifra tan numerosa de directivos en un programa de transformación.