Las smart cities ganan terreno a los wearables

  • Barcelona acogerá del 22 al 25 de febrero el congreso mundial de móviles

Los dispositivos en forma de complementos, los llamados wearables, fueron los protagonistas del Mobile World Congress en 2015. Huawei, por ejemplo, presentó un reloj y una pulsera inteligentes, el Huawei Watch y la Huawei Talkband. Sin embargo, lo más novedoso de estos gadgets era su diseño y no las mejoras tecnológicas que incorporaban, por lo que su uso parecía más una cuestión de moda que de utilidad. El próximo mes de febrero el congreso mundial de móviles regresa al recinto Gran Vía de Fira de Barcelona, y aparentemente lo hace dejando un poco de lado los wearables y dando más protagonismo a las soluciones relacionadas con la movilidad y el concepto de ciudades inteligentes, las smart cities.

Esta tendencia, según el analista Carlos Martín, es la que se desprende del CES Las Vegas 2016, un encuentro tecnológico que se celebra en esta ciudad estadounidense a principios de año y que sirve de preámbulo de cara al MWC. “Ahí se vio una mezcla de soluciones de movilidad relacionadas con el internet de las cosas -Internet of Things (IoT)-”, apunta el profesor del máster Master of Science in IT Strategic Management de la UPF Barcelona School of Management.


“Este año se verán cosas más interesantes, los dispositivos que se presentaron en ediciones anteriores están viviendo un período de adaptación y se está trabajando para que ofrezcan un valor añadido”, sostiene Martín, que señala que este valor añadido será fruto de la suma de diversas utilidades en una misma aplicación o gadget. En este sentido, tendrán una especial relevancia las aplicaciones relacionadas con la movilidad y la sostenibilidad en las ciudades, al estilo de Car to Go, una especie de Bicing con coches eléctricos Smart que funciona en varias ciudades europeas.