El SMS se reinventa para acabar con WhatsApp

Google y operadoras de todo el mundo anuncian en el Mobile World Congress un acuerdo para acelerar la implantación de un nuevo estándar de mensajería

La popularización de los smartphones ha hecho que el uso de mensajesSMS sea cada vez más algo anecdótico, sin embargo, la idea de un estándar de mensajería como el de los vetustos mensajes de texto podría volver tal y como ha podido verse en el Mobile World Congress. Google, numerosas operadoras de telefonía y la GSMA, la organización responsable de la feria de móviles, han anunciado un acuerdo para impulsar la aceleración de un estándar de mensajería capaz de rivalizar con servicios como WhatsApp.

RCS son las siglas de Rich Communications Services (servicios de comunicación enriquecidos), este nuevo estándar de mensajería llamado a sustituir a los clásicos SMS, y que además de permitir enviar mensajes de texto también serviría para chats de grupo, llamadas VoiP, compartir todo tipo de archivos multimedia o utilizar emojis. Todo ello sin olvidar un hecho importante, y es que como los SMS, no requiere de conexión a internet.


“Esta iniciativa podría permitir a las operadoras de todo el mundo ofrecer un servicio de mensajería abierto, consistente y operable a escala globala través de dispositivos Android”, afirma el comunicado que la GSMA ha publicado coincidiendo con el Mobile World Congress que se celebra esta semana en Barcelona.

A pesar de que las posibilidades de los mensajes RCS no sorprenden –al fin y al cabo aplicaciones como Telegram, Line o el propio WhatsApp ya hacen exactamente lo mismo– en caso de materializarse podría facilitar, todavía más, la comunicación gracias a la integración de todas estas funcionalidades en un solo sistema. Por ejemplo, hacer una llamada de vídeo ya no supondría tener que escoger entre varios programas, sería tan fácil como enviar un mensaje de texto.

Operadoras como América Móvil, Deutsche Telekom, Orange, Vodafone o la propia asociación mundial de operadores que es la GSMA, que representa a cientos de compañías del sector, respaldan la implantación de este estándar. De hecho, ya hace años que este sistema de mensajería están intentando abrirse camino –con 47 operadoras en 34 países, también enEspaña– y está disponible en algunos móviles, pero necesita un impulso final por parte de un gigante como Google.

“Hoy damos un paso adelante muy importante para mejorar la experiencia de mensajería de los usuarios de Android de todo el mundo”, ha dicho Nick Fox, vicepresidente de productos de comunicación de Google.

El resultado de este acuerdo anunciado en Barcelona podría ser el de una suerte de WhatsApp controlado por las propias operadoras, un sistema de mensajería que podría ofrecer ventajas respecto a las aplicaciones actuales, pero que tal como apunta el prestigioso portal norteamericanoThe Verge, también podría tener un “objetivo oculto” por parte de las operadoras: recuperar esa fuente de ingresos que antes eran los mensajes de texto.