La publicidad móvil crece un 65% en un año

La audiencia tolera mejor ahora los anuncios y promociones sobre este soporte gracias a las nuevas estrategias de la industria reunida en el Mobile World Congress

Citas como el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona permiten constatar que lo digital, en todas sus facetas y vertientes, es una de las principales preocupaciones de quienes trabajan en el sector de los medios de comunicación. Sin embargo, como se ha indicado en diversos seminarios de esta feria, pocas veces se cuantifica con precisión esa inquietud. Pues bien, en un estudio de la compañía Active International se detalla que siete de cada diez ejecutivos de esta industria creen que el contacto con la audiencia debería ser más eficiente a través de plataformas como internet y los dispositivos móviles y de servicios como las redes sociales.


Por esta razón, más de la mitad de los participantes en la encuesta de la que proceden estos datos señalan que en 2015 sus respectivas organizaciones incrementaron el presupuesto destinado a esta parcela. Si se confirmase esta novedad, se rompería la tendencia tradicional, según la cual los responsables y profesionales de los medios se lamentan de las mejoras que podrían introducirse en este campo, pero no aumentan la inversión para lograrlo. En particular, un 24% aspira a conseguir más ingresos con sus redes 2.0.

Los ingresos globales derivados de la publicidad en smartphones y tabletas se incrementaron en un 65% entre 2013 y 2014, según otro informe de la empresa especializada Interactive Advertising Bureau (IAB). Los analistas sostienen que este aumento significativo, que supuso mover en un año un volumen de 24.000 millones de euros, casi 10.000 más que en el ejercicio inmediatamente anterior, se debió a dos factores relacionados: en primer lugar, a una serie de innovaciones en la industria que, a continuación, propiciaron un cambio en los patrones de comportamiento de los usuarios, más proclives a aceptar este tipo de anuncios y promociones.

El salto cuantitativo más destacado se dio en Norteamérica, una área que, de acuerdo con los cálculos de los técnicos de IAB, representó un 45% del crecimiento, es decir, casi la mitad del total. En la relación de regiones, aparecen a continuación la zona del Pacífico de Asia (36,5%) y Europa (16,5%). A mucha mayor distancia están el Medio Oeste y África (1,2%) y América Latina (0,8%).