Di adiós a los palos selfie, llegan los drones selfie

Cámaras de fotos voladoras que te parecerán de ciencia-ficción

Con las modas ya se sabe, con el tiempo empiezan a perder fuelle y acaban desapareciendo. Eso mismo es lo que podría pasarle a ese objeto amado por unos, y odiado por otros, que es el llamado “palo selfie”. Diversas compañías ya están trabajando en un nuevo tipo de gadgets pensados para retratarnos y que parecen sacados del mundo de la ciencia-ficción: son losdrones selfie.

ROAM-e y Hover Camera son dos ejemplos de esta curiosa mezcla entre dron y cámara de fotos. Ambos pueden seguirnos mientras nos movemos, disponen de tecnología de reconocimiento facial y, para qué vamos a engañarnos, visten más que un selfie stick comprado en cualquier tienda de souvenirs.


Sin embargo, también tienen puntos débiles. Para empezar por suprohibitivo precio, que se cuenta en centenares de euros, pero también por su batería, que todavía no va más allá de permitir unos pocos minutos de planeo.

El ROAM-e está desarrollado por IoT Group y está pensado única y exclusivamente para hacer selfies. Este pequeño robot volador destaca por su diseño compacto, mide 8,5 centímetros, y por su sistema de palas abatibles, que permite transportarlo sin que ocupe mucho espacio.
El inventor del ROAM-e, Simon Kantor, afirma que se le ocurrió la idea cuando estaba pensando cómo podría mejorar un palo selfie. Lo siguiente que le vino a la cabeza fue que volara, y esto es precisamente lo que promete este dispositivo capaz de alejarse del usuario hasta 25 metros, tomar fotos en 360 grados y retransmitir vídeo en directo. Para lograrlo cuenta con un procesador ARM Quad-Core Cortex A7 que se encarga únicamente de controlar el vuelo.
La cámara del ROAM-e monta un sensor CMOS de 5 megapíxeles. Todo ello con la capacidad de aguantar 20 minutos en el aire. Su precio está alrededor de los 350 euros.

Por otro lado, el fabricante chino Zero Zero Robotics ha presentado laHover Camera, un dron selfie bastante más voluminoso y con menor autonomía en el aire, pero que lo compensa con la capacidad de realizarmejores fotos y vídeos. El aparato es capaz de tomar fotos con su cámara de 12 megapíxeles (también en 360 grados) y grabar vídeos en 4K Ultra HD.
Se trata de un dron algo más voluminoso, aunque también cuenta con undiseño plegable y pesa solamente 238 gramos. En su interior, un procesador Qualcomm Snapdragon se encarga del reconocimiento facial y de seguir a las personas mientras se mueven. Todo ello se puede controlar desde el móvil. En este caso todavía no se ha desvelado el precio final, pero se espera que rondará los 500 euros.

Una de las características más presentes en los drones es su capacidad de tomar fotografías y grabar vídeo, sin embargo, el ROAM-E o Hover Camera han sido diseñados específicamente para tomar selfies. Diferente es el caso de Mi Drone, un nuevo dron cuadricóptero que acaba de presentar la compañía china Xiaomi.
Su aspecto es muy parecido al de los drones de la serie DJI Phantom del fabricante chico DJI. En este caso no se trata de un dron pensado exclusivamente para tomar selfies, pero sí que incluye interesantes capacidades fotográficas. Incorpora un sensor Sony de 12 megapíxeles capaz de tomar imágenes en modo RAW y puede grabar vídeo en 1080p o 4K (dependiendo del modelo). En cuanto a su autonomía es de hasta 27 minutos. Su precio, a partir de los 340 euros.

No cabe duda de que, frente idea de prolongar la extensión de nuestros brazos mediante un vara extensible, los drones selfie son una opción mucho más llamativa. Todavía es pronto para saber si acabarán teniendo el mismo éxito que los dichosos palos, pero viendo la popularidad de los drones, los vendedores de selfie sticks ya pueden empezar a temblar.