Android se lo come todo

La creciente cuota de mercado del sistema operativo móvil de Google deja prácticamente fuera a otros como Windows Phone y BlackBerry

Android se ha convertido en una estrella voraz. Su próxima víctima célebre será Windows Phone. El sistema operativo para móviles de Microsoft representa en estos momentos el 0,7% del mercado, menos de una tercera parte de lo que tenía hace un año. No será la primera en caer. BlackBerry ya quedó relegada en su adaptación tardía al universo smartphone y el ecosistema de apps que desató el iPhone. El último informe de la consultora Gartner sobre las ventas de móviles en el primer trimestre de 2016 sólo deja un triunfador con (casi) todos los triunfos en la mano: Android reina por encima de todos.


Pese a la desaceleración de las ventas mundiales de móviles registrada en los últimos meses por las principales marcas, los buenos resultados devarios fabricantes chinos han llevado al mercado de teléfonos a crecer en conjunto un 3,9%. En los tres primeros meses del año se vendieron 349 millones de móviles en el mundo.

En cuanto a sistemas operativos, Android llega a una cuota que deja al resto sin espacio. Con 293 millones de nuevos terminales vendidos en los últimos tres meses, su cuota de mercado es ahora del 84,1%, cuando hace sólo un año era del 78,8%.

De todos los puntos que Android ha arañado a sus rivales, el sistema operativo móvil de Apple, iOS, ha sido uno de los grandes perjudicados, al pasar de un 17,9% de cuota de mercado en el primer trimestre del 2015 a un 14,8% por estas fechas. Los más de dos puntos restantes han caído a costa de sistemas que ya estaban en posiciones débiles. Windows tenía hace un año un 2,5% de cuota y hoy está en el 0,7%, una cifra testimonial que lo acerca a la irrelevancia de BlackBerry (0,2%).

Puestas así, las cifras no explican lo que ha pasado en los últimos meses. Para empezar, las dos principales marcas del mercado, Samsung y Apple, siguen líderes pese a haber visto declinar sus ventas. La compañía coreana ha vendido en tres meses prácticamente lo mismo que hace un año, 81 millones de móviles en tres meses. Las ventas aguantaron gracias a los buenos resultados del modelo emblemático de la marca, el Galaxy S7, un móvil destacable por su cámara. En cuanto a la multinacional californiana, las ventas del iPhone, de 51,6 millones, se quedaron lejos de los 60 millones del mismo trimestre del 2015. Su cuota pasa ahora del 17,9% al 14,8%.

Una de las explicaciones para el crecimiento del Android son algunos de los fabricantes chinos, como Huawei y Oppo, que han experimentado fuertes crecimientos en sus ventas.

Microsoft, en cambio, cada vez parece tener más difícil enderezar el rumbo con Windows. Pocos después de conocerse esas cifras, la compañía planea despedir a 1.850 empleados de su división de móviles. Después de haber comprado el negocio de telefonía móvil de Nokia, Microsoft no ha conseguido que los Lumia se conviertan en terminales populares.

Con un panorama de un Android tan fuerte (1.400 millones de usuarios), quizás la única salida de Microsoft en el negocio de los móviles seadedicarse a incrementar la base de clientes que utilizan sus serviciosaunque los sistemas operativos no sean los suyos. De ahí vienen algunas decisiones como adaptar algunos de sus principales programas, como los que integran la suite ofimática Office, para Android e iOS.


El reparto ahora queda entre dos sistemas que tienen diferentes enfoques. Según la consultora de aplicaciones App Annie, mientras que en la tienda de Google (Play Store) se descargan el doble de aplicaciones que en la de Apple (App Store), esta última obtiene un 75% más de beneficios. Esta última basa su negocio en las apps y los servicios a sus usuarios de pago, mientras que Android, con numerosos servicios gratuitos, centra su negocio en la publicidad y los datos.