¿Cuáles son los smartphones más ecológicos?

Diferentes iniciativas han primado la sostenibilidad lanzando al mercado productos más eficientes o pensados para hacer frente a la obsolescencia programada.

La tecnología avanza sin pausa y los fabricantes incorporan en sus terminales constantes mejoras para motivar al consumidor a la compra de un nuevo dispositivo al cabo de uno o dos años.

Frente a esta acelerada dinámica, están surgiendo alternativas ecológicas que fomentan el consumo responsable y luchan contra la obsolescencia programada de los dispositivos. Una de ellas es la del reacondicionamiento de teléfonos. Es decir, reparar o actualizar terminales que se han estropeado o quedado obsoletos aprovechando todos aquellos componentes que siguen funcionando correctamente.


“Nuestro objetivo es dar a conocer este tipo de dispositivos sostenibles y concienciar a la gente de la importancia de hacer un consumo responsable de la tecnología, para reducir los niveles de residuos electrónicos” señala el portavoz de Back Market, la primera plataforma online de productos tecnológicos reacondicionados en España, Alexander Thomas.

Además del reacondicionamiento de smartphones para darles una segunda vida, otros fabricantes han puesto el acento en la sostenibilidad al lanzar dispositivos eficientes desde el punto de vista energético, con una vida más larga o con componentes con certificación de origen.

Según un informe de Juniper Research, empresa especializada en investigación de mercados, se calcula que en 2017 se venderán casi 400 millones de smartphones y dispositivos ecológicos en todo el mundo, casi un 30% de todos los teléfonos inteligentes que se vendieron el año pasado a nivel global.

Estas son algunas de las iniciativas recopiladas desde Back Market y que han visto la luz durante los últimos años en el mercado del smartphone en busca de dispositivos más ecológicos y sostenibles:

Concepción modular
Son varios los proyectos en marcha para crear un dispositivo configurable pieza a pieza por el consumidor. Esto permitiría que, con los años, cuando el teléfono se quedase poco a poco obsoleto, el usuario pudiera reemplazar los módulos desfasados por otros nuevos aprovechando los que aún siguen siendo perfectamente válidos.
El más conocido es Project Ara, creado en su momento por Motorola, y ahora impulsado por Google. Las últimas informaciones explican que la versión para desarrolladores llegará este otoño, aunque uno de los impulsores de la iniciativa en su origen, el fundador de Phoneblocks, Dave Hakkens, expresaba en mayo en su blog su decepción por el rumbo que había tomado el proyecto.
Según Hakkens, el teléfono ha perdido durante su desarrollo buena parte de su concepción modular. Los módulos que se pueden cambiar permitirían mejoras en la cámara o en los altavoces, pero no en los componentes básicos y tras unos años de uso sería necesario cambiar el esqueleto del terminal. De ser así, el Project Ara perdería parte de su vertiente ecológica.

Una batería para toda una vida
Conseguir baterías con más capacidad es uno de los objetivos que persigue la industria y demandan los consumidores. Una reciente investigación conducida por el MIT, el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en colaboración con Samsung, ha abierto una nueva vía interesante para sustituir la actual tecnología de baterías.
Los investigadores han desarrollado una batería de electrolito sólido denominado “superionic lithium-ion conductor,” compuesto de litio, germanio, fósforo y azufre, que ofrece un número de ciclos de carga y descarga muy superior a las actuales (cientos de miles) y también más capacidad en un tamaño similar.
Además de una vida útil de la batería casi infinita (sin perder capacidad) y de ser más compactas, serían más seguras al eliminar el riesgo de explosión, según informa el portal MIT News en un artículo que explica los resultados de la investigación.

Un smartphone solar
La compañía surcoreana lanzó su primer terminal con panel solar en India en el año 2009. El objetivo era ofrecer un terminal básico (con algún extra como radio FM) con el que dar autonomía a los usuarios de regiones donde el suministro de energía sufría cortes regularmente.
Según la nota de prensa publicada en su momento, el Samsung Solar Guru permitía realizar una llamada de unos 5 o 10 minutos después de una hora de carga utilizando su el panel solar que ocupa la parte trasera del terminal.
Poco después la compañía lanzó el Samsung Blue Earth, algo más avanzado (con cámara, conexión a internet y acceso a redes sociales) y que además de incorporar un panel sonar, para redondear la fórmula de la sostenibilidad, estaba hecho de materiales reciclados.

Una carcasa natural
Creado como parte de una campaña para promover el reciclaje de dispositivos en colaboración con la federación inglesa de Rugby, el O2 Recycle es un smartphone fabricado parcialmente con componentes reciclados de terminales usados y con una original carcasa de hierba natural del estadio Twickenham en Londres.
Según recogía el portal británico Digital Spy, se trata de un teléfono totalmente funcional y para su fabricación se necesitaron 240 horas de trabajo.

Fairphone 2
La responsabilidad social es uno de los pilares del proyecto. Fairphone se marca como objetivo mejorar las condiciones laborales de todos los trabajadores implicados en la fabricación y distribución de sus dispositivos.
Los materiales necesarios para los componentes electrónicos estáncertificados para garantizar que no provienen de zonas de conflicto y, de ese modo, no contribuir a financiar milicias armadas que controlan minas en países como la República Democrática del Congo.
Además, gracias a la concepción modular del smartphone se quiere alargar la vida útil del mismo. Si uno de los componentes se estropea o se queda obsoleto puede ser reemplazado fácilmente por uno nuevo permitiendo mantener el resto de elementos que sí funcionan.
El teléfono cuenta en su segunda versión con especificaciones que hacen de él un terminal completo, aunque algo por debajo de los más avanzados: pantalla Full HD de 5 pulgadas (446 ppi), procesador Qualcomm Snapdragon 801 a 2,26 Ghz, 2GB de RAM, 32GB de almacenamiento ampliables vía micro SD, cámara de 8 megapíxeles (f/2.2) y batería de 2.420mAh. El Fairphone 2 viene con Android 5.1 y es Dual-SIM.