Claves de estilismo para la temporada más complicada del año: el entretiempo

Estas son las prendas perfectas para no morir de frío ni calor

Con la recién llegada del otoño, ya no hace el calor sofocante de agosto pero tampoco el suficiente frío para llevar un jersey de lana o una chaqueta de borreguillo. El clima se torna tan impredecible que elegir el vestuario es como lanzar una moneda al aire, a veces tienes suerte y otras no.

Para no dejar la fortuna al azar, la coach y asesora de imagen Marta Barnils recomienda el uso de “prendas atemporales, básicas y versátiles” que permiten múltiples combinaciones y que, además, sirven para cualquier época del año.Desaconseja seguir las tendencias pasajeras y acumular ropa en el armario.


Practica el slow fashion , la moda que no tiene prisa, que consiste en no acumular ropa, opta por prendas de calidad y no sigas las tendencias”.

¿Qué no deberíamos llevar nunca puesto?: Ni lino, ni lanas, ni piel de borrego”. Los jerséis sí están permitidos pero “por cuestión de higiene y comodidad se opta por aquellos de tejidos finos tipo algodón y no por los tejidos gruesos o artificiales”.

Para todo lo demás, estas son las piezas clave para afrontar las jornadas con éxito:

- Vestido lencero + jersey fino

Definitivamente reciclar las prendas de verano y combinarlas con las de invierno es una buena alternativa. Barnils propone “un vestido lencero con un jersey de tejido fino”, un estilismo muy cómodo y fácil de lograr. También podemos recolocar ese jersey o camiseta de manga largo debajo del mismo vestido para darle un toque más noventero e informal al look. Y, para rematarlo, unos botines negros o unos mocasines con un tacón medio.

- Ponchos y capas

En cuanto a la prenda de abrigo idónea para esta temporada, la asesora de imagen apuesta por “los ponchos y las capas” ya que “son muy estilosas y dan un toque informal y juvenil a tu look”.

- El clásico de siempre

Los clásicos nunca mueren. Por más que se intenten buscar alternativas y se reinventen los básicos atemporales, la prenda por excelencia para cualquier época del año es la americana. Por su simplicidad y elegancia, Barnils ve en esta prenda la pieza perfecta para completar cualquier look.

- Vaqueros

“El tejido estrella en esta época transitoria es el denim, muy cómodo y versátil y que permite crear multitud de estilismos”, opina la asesora de imagen. Los ‘vaqueros de madre’ de los años 90 han vuelto con fuerza esta temporada y viven su segundo periodo de esplendor. Y, además del componente nostálgico que nos producen, no son ceñidos y resultan perfectos para el entretiempo.

- Botines

Los botines pasan a ser el equivalente de las chancletas o sandalias de verano perfecto para el otoño. Puesto que son cerrados puedes permitirte el lujo de llevar las piernas al descubierto y que nadie piense que vives desubicada en un verano eterno.