Las tendencias de belleza de la Semana de la moda de Milán

De sombras de ojos a cortes de pelo: la pasarela italiana también ha sido una fuente de inspiración en lo que a maquillaje se refiere.
Las semanas de la moda no solo adelantan los colores y los patrones que colgarán en las perchas las próximas temporadas, sino que también lo hace en cuestiones de belleza.

Evidentemente los looks de la pasarela se sobredimensionan y poca gente –alguien habrá- se atreverá a pintarse los ojos con sombras flúor para salir a la calle, pero de alguna manera influirán en las propuestas de las marcas para los próximos meses.

Milán, con todo su oropel, ha sido una buena mina de ideas. Pestañas excesivas, cejas dibujadas, melenas disminuidas y purpurina a discreción son algunos de sus componentes.

Labios de purpurina

Naomi Campbell, más lista que nadie, ya adelantó que los labiales de purpurina de Pat McGrath son la sensación de la temporada. Y la pasarela de Milán ha sido una demostración de su popularidad. Acabarán conquistando las calles.

A ras de mandíbula

El corte de pelo de la temporada será el bob ¿Otra vez? Sí, otra vez. Prácticamente desde que la primera flapper se atrevió a deshacerse de su melena en los locos años 20 del siglo pasado esa melenita con el largo por debajo de la oreja ha sido el corte de la temporada y la próxima primavera no va a bajarse de su trono.

Cejas invisibles

Aunque Cara Delevingne sea uno de los rostros del momento gracias, en parte, a sus cejas marcadas, algunas firmas optaron por tomar el camino opuesto en este aspecto. Maquillaje y tintes de colores en tonos pastel para que las cejas se difuminen en el conjunto del rostro.

Sombra aquí y sombra allá (bien de color)

Verdes, naranjas y amarillos. Todo lo estridente está permitido para una primavera llena de color en la mirada. La cuestión está en el atrevimiento.

Eyeliner libertino

Más allá del rabillo del ojo extendido que provoca el efecto ‘ojo de gato’ el delineador de ojos se rebela y traza dibujos y formas fuera de lo habitual.