Analizamos el OnePlus 3T tras un mes de uso: ¿el mejor smartphone del mercado?

Un gran terminal a un precio inmejorable, el OnePlus 3T tiene muchas más ventajas que defectos.

La llegada al mercado del OnePlus 3 supuso un momento decisivo para la marca. La retirada del sistema de invitaciones y la introducción de las ventas directas tradicionales, sumado a un terminal realmente bueno a un precio insuperable puso el listón muy alto.

El OnePlus 3T viene a superar ese listón. Con varios componentes mejorados, nuevos colores para el acabado exterior, el nuevo smartphone aumenta el precio en 40 euros, subiendo hasta los 439 euros, pero sigue mereciendo la pena.

Después de probarlo de forma completa durante varias semanas, no podemos más que recomendar encarecidamente este terminal. No solo es uno de los mejores smartphones con Android e imbatible en su rango de precios, es uno de los mejores smartphones que puedes comprar hoy en día.


En su interior, un Snapdragon 821 de Qualcomm y 6 GB de memoria RAM ponen todo para que el rendimiento sea excelente. Como nota, mencionar que 2 GB de la memoria RAM nunca estará disponible para el usuario, y quedará dedicada de forma exclusiva a la cámara del aparato, para que siempre esté funcionando de forma excepcional, algo que comentaremos más abajo.

Android 6.0 “Marshmallow”, funciona de forma excepcional. El terminal aún no ha recibido Android 7.0, aunque hay varias betas disponibles a día de hoy, pero no tardará en recibirlo según el fabricante.
A nivel de batería, mejora con respecto a sus modelos anteriores. 3.400 mAh dotan de batería suficiente para acabar el día en los entornos más exigentes, y darán mucho más de sí para los usuarios más casuales. El OnePlus 3T deja atrás algunos de los problemas de batería del OnePlus 3 en este aspecto como cierto nivel de inestabilidad en el consumo.

El almacenamiento es uno de los grandes problemas para la mayoría de usuarios de smartphone, que ven su capacidad de tomar fotografías, instalar aplicaciones y compartir sus memorias limitado por el almacenamiento físico de los mismos. El OnePlus 3T no tiene tarjeta de memoria microSD, un problema para muchos, pero que subsana ofreciendo 64 GB de almacenamiento interno. Para los que se quede corto, OnePlus ha añadido el doble, 128 GB, por solo 40 euros extra. Ante la duda, te recomendamos que vayas por la versión de 128 GB si eres alguien que disfruta tomando fotografías y vídeos. Los “gigas” se agotan más rápido de lo que esperas cuando se graba en resolución 4K.

Lo que sí mantiene es su mecanismo de carga rápida excepcional, denominada como Dash Charge por el fabricante, ofrece cargar la mitad de la batería desde cero en tan solo 30 minutos. Algo que sus consumidores apreciarán en los momentos de necesidad tan comunes. A pesar de que su carga rápida sea tan excepcional, no cuenta con carga inalámbrica. Solo podremos cargar a través del puerto USB-C que incorporar en su parte inferior.

Sus dos cámaras, trasera y delantera, cuentan con 16 megapíxeles de resolución, pero hay importantes diferencias entre ambas. Para empezar no son el mismo sensor. El trasero es uno bastante bueno fabricado por Sony, mientras que Samsung es el encargado de realizar el delantero. La aplicación de cámara de OnePlus es ligeramente distinta a la que estamos acostumbrados, con el cambio entre vídeo y fotografía algo complicado para nuevos usuarios: escondido tras un gesto en la pantalla.

Los 2 GB de RAM que el smartphone reserva para la cámara hacen que tomar fotografías en HDR, grabar vídeo en 4K o sacar ráfagas de imágenes sea rápido e “indoloro” para el usuario. En condiciones bien iluminadas, el OnePlus 3T tiene una cámara excepcional y hemos encontrado una ligera mejora de prestaciones en ambientes tenues y oscuros. Un cambio sin duda propiciado por las ligeras mejoras de procesado gráfico en el Snapdragon 821.


A modo de resumen, el OnePlus 3T es uno de los mejores smartphones que puedes comprar a día de hoy, y sin duda uno de los más baratos dentro de los grandes terminales de este año. Su calidad de construcción y acabados, su carga rápida, su sistema operativo y rendimiento son excepcionales. Adjudicaríamos una etiqueta de “notable” a su cámara, batería y su pantalla, y una de “regular” a sus altavoces. No nos ha gustado que no incluya resistencia al agua y, aunque relativo, la falta de microSD será lamentada por muchos.