Nokia vuelve tirando los precios por la ventana con tres smartphones y “un huevito”

Presentan en Barcelona los Nokia 6, Nokia 5 y Nokia 3 para la gama media y baja, y el retorno del Nokia 3310.

HMD Global, la empresa creada por ex-directivos y ex-ingenieros de Nokia, a la que la compañía finlandesa ha cedido su marca a nivel global ha presentado en Barcelona tres smartphones y un pequeño golpe de nostalgia.

Los smartphones son el Nokia 6, que ya está a la venta en China desde hace unos meses, y los Nokia 5, dos smartphones de gama media con precios ajustados, y también el Nokia 3, este último de gama baja. Con Android 7.1 en su interior, “Nokia” deja atrás su pasado con Windows Phone para centrarse por completo en Android… de momento.


HMD Global y Nokia comparten barrio, y ambas empresas disponen de edificios de oficinas en Espoo, Helsinki. Pero quien se encargará de fabricarlos será Foxconn, el mayor fabricante del mundo de electrónica de consumo con más de un millón de empleados distribuidos en una docena de grandes fábricas por todo el mundo, la mayoría de ellas en Asia.

l Nokia 6 cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas de resolución Full HD, una cámara que de momento nos ha sorprendido y por dentro un Snapdragon 430 de gama media-baja y 3 GB de memoria RAM. Cuenta con 32 GB de almacenamiento que podrán ser extendidos con una tarjeta microSD. Su precio será de 229 euros, muy ajustado.

El Nokia 5 reduce un poco las especificaciones. Mantiene el mismo procesador pero su memoria RAM es de tan solo 2 GB, y su almacenamiento de 16 GB. Por fuera, es ligeramente más pequeño con una pantalla de 5,2 pulgadas y resolución HD (720p). El precio también disminuye, quedándose en 189 euros.

Por último, el Nokia 3 se queda en la gama baja con un procesador MediaTek 6737 con un rendimiento menor aún, pero mantiene los 2 GB de RAM y los 16 GB de almacenamiento. Su pantalla será suficiente para muchos quedándose en las 5 pulgadas justas. Con un diseño mucho más parco y sin muchas de las ventajas de sus hermanos mayores, el Nokia 3 compensa con un precio mucho más inferior: 139 euros.


Por si el ataque nostálgico de ver la palabra “Nokia” en los escaparates no fuera suficiente, han creado un “remake” del Nokia 3310 en forma de actualización de hardware y software.

Un pequeño huesito con conexión 2G y el tradicional software Nokia Series 30+ (Symbian) de Nokia para sus teléfonos “no tan inteligentes” que, por 49 euros, incorpora doble tarjeta SIM y una batería que aguantará más de 20 días en reposo.

Con una pantalla de 2,4 pulgadas, una cámara de 2 megapixeles y una dosis de aplicaciones pequeña pero suficiente para muchos: Opera Mini para navegar, un gestor de correo electrónico muy parco. No contará con WhatsApp, una plataforma que dejó de dar soporte a este sistema operativo hace unos meses.