¿Por qué que Oppo vende más teléfonos que Apple, Samsung o Xioami en China?

La empresa de registró en 2016 un crecimiento del 133% con respecto al año anterior y es la que más teléfonos vende en China

Recientemente los medios se han hecho eco del apabullante crecimiento de OPPO, la marca china que arrebató el primer puesto de ventas a Apple el año pasado en el país presidido por Xi Jinping. Los datos que dio a conocer la firma independiente IDC hace unos días, señalan que la compañía controla el 18,1% del mercado de los smartphones en el gigante asiático.

A pesar de los buenos números y la positiva reputación que la empresa se está ganando en los medios más allá de China, OPPO es todavía una desconocida entre el público occidental. La situación sin embargo podría cambia pronto, tal y como ocurrió con otras marcas orientales como Huawei.


OPPO lleva ya varios años actuando en China. La marca es una subsidiaria de BBK Electronics, un gigantesco conglomerado centrado en la electrónica de consumo que también cuenta con otros nombres relevantes entre su porfolio como Vivo o One Plus. Precisamente Vivo se ha alzado con el tercer puesto en el complejo mercado del país oriental, alcanzando el 16% de cuota de mercado, lo que convierte a BBK en el actor principal del negocio de los teléfonos inteligentes en esta región del mundo.

Yi Jun, director de ventas de la división de móviles de OPPO, apuntaba que la empresa “se ha expandido a 27 mercados y que seguirá creciendo”.

De momento no hay fechas concretas de llegada al mercado europeo o norteamericano. OPPO está centrándose en el mercado asiático, con una fuerte presencia en países como Indonesia, Vietnam o la India. Este año, con la apertura de un centro de marketing en Egipto, pretenden acelerar su entrada en la región del norte de África y Oriente Medio.

Taiwán es uno de los países en los que la subsidiaria de BBK está ganando terreno. La isla, hogar de marcas que fabrican teléfonos móviles como HTC, Asus o Foxconn, también está cayendo rendida ante las especificaciones de los modelos de OPPO y sus competitivos precios.

El R9 es el modelo que ha llevado a la marca al cielo del mercado chino. 17 millones de unidades de este dispositivo se vendieron el año pasado en el gigante asiático, frente a 12 millones de iPhone 6s de Apple. 2016 se ha convertido por tanto en el año de las marcas de móviles chinos, demostrando que su llegada masiva al mercado global es inminente.

El R9s, la versión posterior al R9, es la nueva apuesta de OPPO. Yan Wen-tang, dependiente del local que la marca tiene en la capital taiwanesa, cuenta a La Vanguardia que “el R9s es el modelo que más se vende en la tienda”. El de Taipéi lleva poco más de cuatro meses trabajando en el establecimiento y apunta que “la cámara es la principal razón por la que preguntan los clientes y por la que se venden estos móviles”. Tal y como señala Yan, la compañía china ha puesto especial cuidado en el apartado fotográfico.

Comprobamos hace unos meses la potente sección fotográfica del R9s, corroborando lo que cuenta Yan. El dispositivo dispone de un nuevo sensor (Sony IMX398) de 16 megapíxeles que se aprovecha al máximo gracias a la apertura focal f/1.7 de la cámara.

Los móviles de OPPO llegan a un sector muy joven de la población. Los principales usuarios de los teléfonos de la compañía “tienen entre 18 y 35 años”, nos cuenta Yi Jun. La corta edad de sus clientes apunta a una fuerte fidelización con los mismos de cara al futuro.

A diferencia de otras grandes tecnológicas como Apple o Samsung, OPPO controla todo lo relacionado con sus productos. La empresa se encarga del diseño, la fabricación y la promoción de sus creaciones. Este férreo control, unido a una fuerte estrategia de ventas en canales offline (tiendas físicas, empresas de telefonía etc.), ha permitido a la compañía convertirse en el principal vendedor de móviles en China y un serio aspirante en la carrera global.


En España existen varios portales online en los que adquirir los productos de la marca china. En la página de Kimovil indican dónde comprar móviles como el R9 o el R9s a través de tiendas como igogo.es. La llegada de OPPO al número uno de ventas en China y el cuarto puesto a nivel global, viene a enfatizar el fenómeno de la globalización de las marcas del gigante asiático en el sector de los móviles. Empresas como Huawei ya se han posicionado en los primeros puestos de Occidente, la llegada de compañías como Xiaomi, Vivo o la propia OPPO es cuestión de tiempo.