Samsung presenta su Galaxy Tab S3 para competir con el iPad

Con un precio elevado y Android N en su interior, la nueva tableta de los coreanos es posible que lo tenga difícil en el mercado a pesar de ser, seguramente, la mejor tablet con Android

El iPad Air 2 de Apple lleva ya más de dos años en el mercado, pero Samsung no quiere empezar el año sin su propia tableta con Android de altas prestaciones dentro de su gama Tab S3 con Android. Estará disponible “en las próximas semanas” según ha sido revelado en el propio Mobile World Congress que inicia hoy su andadura en Barcelona.

Por 679 euros, los coreanos tendrán difícil presentar su alternativa en un mercado cada vez más saturado y que presiona con precios hacia abajo. A pesar de que el dominio de Android en smartphones es claro y evidente, su posición es mucho menos fuerte en tablets donde la gama alta sigue siendo sinónimo de iPad.


Quizá Samsung espere que compita más con el iPad Pro de 9.7”, que será renovado en unos meses. La realidad es que nuestras primeras impresiones indican que el Galaxy Tab S3 se queda en tierra de nadie.

Presentada junto con las Galaxy Book con Windows 10, la Galaxy Tab S3 cuenta con Android pero mantiene muchas similitudes en estética e incluso en complementos, manteniendo un teclado similar e incluso un lapicero electrónico. Su principal añadido con respecto al año pasado soncuatro altavoces situados en los laterales de la tableta que mejorarán la experiencia multimedia.

En cuanto a diseño, no hay apenas cambios con respecto al Galaxy Tab S2 del año pasado: un diseño tradicional para Samsung con un botón de inicio en su lateral inferior acompañado por dos botones capacitados en los laterales para ir hacia atrás o abrir el menú. Estará disponible en dos colores: negro y plateado.

La pantalla mantiene tamaño (9,7 pulgadas) y resolución (2048 x 1536). Cuentan con un procesador Snapdragon 820, similar al que tenían algunas versiones del Galaxy S7, que está acompañado de 4 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento que podrán ser ampliados por tarjeta microSD.

En cuanto a cámaras, aunque no son nada espectaculares, sí son superiores a las que encuentras en la tablet promedio del mercado. 13 megapixeles en el sensor trasero con una apertura de f/1,9, y 5 megapixeles en el delantero para videoconferencias principalmente.

Para los que se muevan más, Samsung ofrece una versión con LTE por 769 euros, 90 euros más que la versión solo con conexión Wi-Fi.