La inteligencia artificial de IBM crea una escultura inspirada en Gaudí

El sistema informático Watson ha analizado la obra del artista para construir una instalación que reacciona en tiempo real a lo que sucede en Twitter

Entre tanto móvil, realidad virtual y coche conectado es fácil perder de vista propuestas tan sorprendentes como la que IBM se ha traído este año al Mobile World Congress. Se trata de una innovadora instalación artística inspirada en la obra de Antoni Gaudí que ha sido posible gracias al uso de la inteligencia artificial Watson.

Los visitantes que estos días se pasen por la feria de móviles tienen la oportunidad de ver la que, en palabras del gigante informático, es “la primera escultura pensante”, una obra que ha sido posible después de que el ordenador superdotado de IBM haya analizado cientos de trabajos del arquitecto modernista, pero en la que también han intervenido las mentes humanas del estudio de diseño SOFTlab de Nueva York.


El resultado de esta mezcla entre la tecnología punta y la creatividad humana es una instalación que no tan solo refleja las formas y los colores de las esculturas de Gaudí, sino también su tan particular sensación de movimiento. Tanto es así que la instalación que esta semana puede verse en el MWC es capaz de analizar las emociones subyacentes en los tuits de los participantes de la feria y cambiar de forma en tiempo real.

Además de poder contemplar lo más cercano a una “obra de arte” que estos días puede verse en el recinto Gran Via de l’Hospitalet, aquellas personas que se acercan al estand de IBM tienen la oportunidad de apreciar los cambios que la escultura experimenta a través de unas pantallas táctiles. Gracias a ellas es posible comprobar qué emociones predominan entre los tuits de los asistentes. ¿Curiosidad? ¿Sorpresa? ¿Un trending topic en concreto? Todo ello afecta a la obra, que constantemente se modifica de forma sinuosa.

“Hemos alimentado a Watson con cientos de imágenes de la obra de Gaudí, artículos literarios e incluso música relacionada con el artista”, explica Michael Szivos, el máximo responsable de esta innovadora obra y fundador de SOFTlab. “Gracias a la última tecnología en diseño computacional hemos creado una escultura suspendida en el aire que usa modelos similares a los que utilizó Gaudí”, añade en declaraciones a La Vanguardia.

Este pequeño estudio de diseño ubicado en Nueva York cuenta con un equipo que no llega a la decena de personas y está formado principalmente por arquitectos. Nos explica Szivos que este encargo de IBM “ha sido una oportunidad interesante de probar este tipo de tecnología”. Sin embargo, también destaca que “existe la creencia que el ordenador se encarga de hacerlo todo, cuando en realidad el equipo también ha tenido mucha importancia en las ideas y las decisiones creativas”.

De la misma manera que Watson es capaz de entender el lenguaje humano y responder a cualquier tipo de pregunta de forma natural, la famosa inteligencia artificial de IBM también es capaz de llevar a cabo procesos que son imposibles para los humanos. “Mientras trabaja, Watson puede visualizar muchas más imágenes y referencias de lo que nosotros podemos”, apunta Szivos sin apartar la mirada de la escultura suspendida del techo.

Durante estos días del Mobile World Congress se ha hablado, y mucho, sobre el llamado machine learning, es decir, el aprendizaje automático de las máquinas al que vamos a asistir en los próximos años. En este sentido, al periodista de Forbes, Bernard Marr, la escultura que estos días se muestra en Barcelona le ha hecho reflexionar: ¿Podría una inteligencia artificial llegar a emular a un gran artista ? Es una pregunta filosófica que pueden hacerse si tienen la oportunidad de contemplar esta obra efímera e innovadora que estos días se exhibe entre tanto móvil, casco de realidad virtual y coche conectado.