Adictos al crossfit

Cada vez son más los españoles que practican este deporte que mezcla entrenamientos de pesas y cardiovasculares


El crossfit está de moda y cada vez hay más espacios para practicarlo. Se trata de un entrenamiento a alta intensidad que mezcla la halterofilia, eltrabajo metabólico y la gimnasia. En un principio fue ideado para preparar a policias y militares estadounidenses pero desde que llegara a España, cada vez son más los que lo practican.
Nos hemos desplazado hasta un gimnasio para conocer el por qué del boom de este deporte. Pablo, Carmen o Dina se autodefinen como adictos a este deporte porque lo ven bueno para el estrés, les ayuda a romper límites y consiguen mejorar su físico.
En tan duro entrenamiento es clave la tarea del entrenador. Con los ejercicios extremos, los deportistas llevan su cuerpo al límite y es importante tener a alguien detrás que les ayude a mejorar la mecánica de sus movimientos y a no forzar en exceso.
Aarón Cordero, entrenador de crossfit cree que la clave de este deporte es que puedes “enfrentarte a retos fuera de tu zona de confort” y que la adicción es normal porque a todo el mundo le gusta sentir que puede hacer cosas que antes no podía.
Las personas que practican crossfit suelen ser metódicas, organizadas en su trabajo y con una gran capacidad de aguantar el sufrimiento y el dolor. Los entrenadores coinciden en que la constancia es la clave para conseguir resultados en un deporte tan exigente como este.
La exigencia puede provocar lesiones, pero son evitables con un buen preparador. Saber escuchar al cuerpo y a los profesionales son dos aspectos importantísimos para no excederse en la búsqueda de la mejora diaria. La zona del cuerpo que más sufre entre los crossfiteros es el hombro, pero los expertos aseguran que con un buen entrenamiento, un buen descanso y una buena alimentación el crossfit no es un deporte de riesgo.