Así es por dentro el nuevo Café del Mar Barcelona

El nuevo club de la marca ibicenca, el más grande del mundo, abre sus puertas al público este fin de semana; os lo enseñamos


Piscina, sofás, barras, mesas y copas estaban siendo preparadas a todo trapo este jueves por la tarde en el nuevo Café del Mar Barcelona, el local más grande que la marca ibicenca tendrá en todo el mundo, y el primero como concepto de club.


Situado en el Port Fòrum, en Sant Adrià de Besòs, el nuevo proyecto ofrecía este jueves por la noche su preestreno con invitados especiales como el DJ y expiloto Fonsi Nieto, acompañado de su mujer Marta Castro, y el modelo italiano Mariano di Vaio. Una noche que precede a la inauguración oficial abierta a todo el público. Será este sábado por la noche, con un cartel de lujo encabezado por el DJ Erick Morillo.


A fallta de ultimar detalles, el nuevo espacio de ocio que pretende ser referencia en Barcelona y el área metropolitana, con sus más de 4.000 metros cuadrados, ya está listo. Y encara una temporada de verano en la que abrirá puertas los siete días de la semana, hasta el mes de octubre.


Restaurante, club de socios, terraza, zona de piscina, y por supuesto música y diversión, serán algunas de las muchas cosas que el nuevo Café del Mar ofrecerá a sus usuarios. Todo ello bajo el sello del sunset, la puesta de sol, el momento estrella del club. “Queremos trabajar la tarde, el concepto de sunset y la primera copa, es la esencia Café del Mar”, insiste uno de sus impulsores, Nacho Soler.


A partir de medianoche, el local ofrecerá unas horas de night club, hasta antes de las seis de la mañana. Aunque huyendo del concepto discoteca convencional, según remarcan los ideólogos del proyecto, y siempre supeditado a música electrónica elegante y actuaciones de nivel. En temporada de invierno, Café del Mar continuará abriendo jueves, viernes y sábados por la noche.


Otro de los puntos fuertes que destacan y en los que quieren hacer mella es en la celebración de eventos de índole empresarial o para grupos. De hecho, confirma Soler, ya se encuentran un 25% por encima de la previsión de eventos que pretendían confirmar. “Y aún no hemos abierto”, sacaba pecho este jueves.



Café del Mar pretende hacerse hueco entre el público de línea media-alta, y también crear una base de socios que puedan venir a diario al club. Un proyecto ambicioso, con más de 6 millones de euros de inversión a estas alturas, que esta semana pone en marcha fogones, neveras y altavoces.