La Barcelona World Race 2018/2019 hará escala en Australia

La cuarta edición de la regata de vuelta al mundo se convierte en una prueba con dos etapes


La cuarta edición de la Barcelona World Race, la regata de vuelta al mundo a vela con dos tripulantes que organiza la Fundació Navegació Oceànica Barcelona (FNOB), tendrá una parada obligatoria en Sydney (Australia), variando así el formato sin escalas que la prueba tenía hasta ahora.

La FNOB presentó el anuncio de regata de la BWR 2018-2019 en la Asamblea General de la clase IMOCA, celebrada en París el pasado miércoles. Xosé-Carlos Fernández, director general de la FNOB, miembro de la Asamblea General y del consejo de administración de la Clase IMOCA, ha buscado conseguir una mejor coordinación entre la Barcelona World Race y la Vendée Globe, así como recoger las sugerencias de los equipos que participan en estas pruebas oceánicas con respecto al formato ideal de la regata española. El resultado es este nuevo modelo de vuelta al mundo en dos etapas.

En palabras de Xosé-Carlos Fernández, “la FNOB ha querido atender las demandas del mercado, es decir, de los equipos participantes potenciales, a fin de favorecer una mayor participación y alcanzar nuevos territorios de patrocinio”. Fernández explicó a La Vanguardia que Sydney es una importante puerta comercial no sólo de Australia sino de Asia para las empresas europeas y la parada de la regata barcelonesa en esa dinámica ciudad podría ser un atractivo muy especial para los patrocinadores de la prueba y de los equipos participantes.

Las nuevas reglas establecen que la ciudad australiana será parada obligatoria, donde los equipos podrán reparar y volver a poner a punto los barcos y sustituir al co-patrón si se desea. La clasificación final de la BWR se establecerá con la suma de los tiempos de ambas etapas.


La regata zarpará de Barcelona el 12 de enero del 2019.