WhatsApp experimenta con el envío de cualquier tipo de archivos

Esto permite por ejemplo que se pueda incluso intercambiar películas o aplicaciones, como ya es posible mediante Telegram.


Algunos usuarios de WhatsApp en Android, iPhone o Windows Phone se han llevado una sorpresa al comprobar que ya pueden intercambiar toda clase de archivos. Como sucede con Telegram. Aunque hasta la fecha ya era posible mandar a nuestros contactos ciertos tipos de archivos, ahora un grupo elegido de personas puede mandar cualquier archivo almacenado en el teléfono o en el ordenador.
Siempre, eso sí, que el tamaño del archivo no exceda ciertos límites. En cualquier caso esto abre las puertas a que se pueda intercambiar contenido audiovisual, como películas. Aunque evidentemente, como sucede con cualquier material con derechos de autor, es necesario disponer de los derechos del material que enviamos para hacer tal cosa.
Según el medio WABetaInfo, especializado en las novedades que introduce WhatsApp, y otras fuentes el límite de tamaño de los archivos es de 128 megas para iPhone, 100 para Android y 64 para las versiones de escritorio de la aplicación. No se trata de cifras muy espectaculares, pero sí lo suficiente amplias como para poder intercambiar material de cierto peso. Como pueden ser también aplicaciones para Android que se encuentren fuera de la Play Store.
No obstante, el mismo medio advierte de que la velocidad con la que se produce el intercambio de archivos aún es muy lenta. No está claro si para el envío WhatsApp está recurriendo a un sistema de almacenamiento en la nube, como Telegram, o si los archivos se mandan directamente de terminal a terminal.
Como sucede con cualquier cambio experimental de los que introduce WhatsApp, probablemente la totalidad de usuarios de la aplicación tarden aún una temporada en recibir esta función. Incluso podría darse el caso que si su funcionamiento no es satisfactorio su implantación se congele.
Esta nueva función también debería ponernos alerta en el caso de implantarse masivamente sobre los peligros que puede suponer para la seguridad de nuestros datos. Así que sólo deberíamos proceder a enviar archivos de los que estemos seguros de que no son una amenaza para los que los reciban.