El diseño de moda en España factura más de 405 millones de euros


El informe “El diseño de moda español, en cifras” publicado por la Asociación Creadores de Moda de España (ACME), en colaboración con el portal Modaes.es, analiza por primera vez el peso de la moda de autor en la economía española. 405 millones de euros en facturación, 5.580 puestos de trabajo y casi nueve millones de prendas y complementos vendidos son las cifras más representativas que desvelan la importancia de este sector.
El informe realizado por ACME ha revelado que la moda en España goza de una buena salud con una facturación superior a los 400 millones en 2015. Modesto Lomba, diseñador y presidente de la Asociación, iniciaba la presentación de su informe alegando: “La moda arrastra un estigma de frivolidad que provoca que muchas veces se olvide que es símbolo de progreso social y parte de nuestra cultura. También es creatividad y belleza y, por supuesto, industria, comercio y negocio”.
El propósito del análisis es el de subrayar el gran peso de la moda de autor dentro de la economía nacional. Lomba afirmaba a favor de la moda que “no solo es un reflejo de nuestro mundo, es belleza, creatividad, pero también industria, comercio y negocio”. El informe ha sido elaborado a partir de la información aportada por el 70% de los asociados de ACME, dejando a un lado grandes compañías de moda rápida nacionales (grandes nombres del diseño español como Delpozo, Adolfo Domínguez o Custo Barcelona forman parte de ACME, junto a jóvenes diseñadores como Moisés Nieto, Juan Vidal o Maria Ke Fisherman).
Uno de los datos más significativos es el de la facturación: el ejercicio de 2015 se cerró con más de 405,3 millones de euros. A pesar de que es imposible compararlo con la cifra de otros años, ya que es el primero que se realiza, gracias a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las empresas  dedicadas al diseño especializado (gráfico, de moda, entre otros) generaron un volumen de negocio de 898,2 millones de euros en 2015. Por tanto, es posible afirmar que los diseñadores españoles suponen casi el 50% de la cifra de negocio global del sector de diseño español. Tal y como explica Pilar Riaño, directora de Modaes.es, portal de noticias económicas del negocio de la moda, “Si los asociados de ACME fueran una única empresa, se situaría la sexta más importante del sector en España por volumen de negocio, solo superada por las mayores compañías del sector”.
En cuanto a la producción, las empresas asociadas a ACME vendieron en 2015 casi 9 millones de prendas -entre vestimenta y complementos-. Resulta curioso que solo el 21,8% de la producción de estas empresas se realiza en España, 1,94 millones de prendas y complementos fueron fabricados en territorio nacional. Según la Encuesta Industrial de Productos que realiza el INE, en 2015 se produjeron en nuestro país más de 275 millones de artículos de moda. De este modo, las empresas de ACME vendieron el 3,2% del total de la producción nacional. “Colecciones cada seis meses junto con una puntual renovación de prendas y accesorios permiten mover a la industria de la moda importantes cantidades de producto, puntualiza Riaño.
En un mundo globalizado y con gran competencia, la distribución es un proceso fundamental. El canal multimarca es la principal vía de comercialización de las empresas asociadas a ACME. El diseño español tiene casi diez mil puntos de venta en todo el mundo, de los cuales 2.355 están ubicados en el extranjero. Del total, casi el 31% (2.355) están ubicados en el extranjero. Sin embargo, uno de los canales más importantes y que no para de cobrar fuerza es el de la venta por Internet. En el caso de los diseñadores españoles, las ventas por e-commerce representaron 12,4 millones de euros (un 3,1% de la facturación total). Los canales online se posicionan a su vez como esenciales para la comunicación con  el consumidor.

Por último, los miembros del ACME generaron más del 60% de los empleos vinculados al diseño especializado en nuestro país. De los más de 9.000 puestos de trabajo generados por las empresas dedicadas al diseño (de moda, industrial, gráfico e interiores) en 2015, más de 5.000 fueron creados por las empresas asociadas a ACME. Lo que consolida la idea de reivindicar la moda como disciplina artística, pero también como negocio.