Fiebre por la imagen entre los españoles


“Mens sana in corpore sano” se ha convertido en una filosofía de vida para muchos españoles. El cuidado físico y emocional es uno de los aspectos que más priman a la hora de decidir las rutinas y hábitos de vida. De hecho, según el Informe Beauty realizado por Privalia -el outlet líder de moda online- los españoles declaran otorgarle mucha importancia y dedicación al cuidado de su imagen.
España es uno de los países donde se invierte más tiempo en cuidar el aspecto personal, hasta una hora más a la semana respecto a la media global, así lo confirma un informe elaborado por GfK: empleamos una media de 5 horas en cuidar nuestra imagen. Este dato ha sido confirmado por el Informe Beauty de Privalia, el cual ha sido elaborado con las respuestas de entre más de 2.000 usuarios habituales de su web.
Alejado de lo que podría esperarse, el 76, 2% de los hombres han mostrado su preocupación por la imagen. Algo por debajo, el 75% de las mujeres. En cuanto a las partes del cuerpo a las que se les dedica mayor atención, destacan tanto en hombres como mujeres, la piel (42%) y el cabello (32%).
Otra de las conclusiones sacadas ha sido que el producto de cosmética masculina más usado es el perfume (84%), mientras que ellas prefieren el maquillaje (73%). Seguidos del perfume, los productos más usados por los hombres son las cremas hidratantes (65%), los tónicos, limpiadores o exfoliantes (44%)  y las cremas antiedad (34%).
El hombre español cada vez se cuida más. La cosmética masculina cada vez es más concreta y tiene mayores ventas en el mercado. La mitad de la población europea ya tiene más de 40 y en 2018 el mercado ‘antiedad’ crecerá y su potencial estará valorado en 5.900 millones de euros. Otra de las tendencias en auge es el cuidado de la barba, y el 38% de los encuestados usan productos para cuidarla.

Sin embargo, el gasto mensual en productos de belleza para hombres y mujeres no es muy alto: el 70% no se gasta más de 50 euros al mes en este tipo de producto. Y, de nuevo, es el sexo masculino el que emplea un mayor presupuesto en estos productos: un 25% confesó gastar entre 50 y 100 euros al mes, frente al 21% de las mujeres. Aunque ambos sexos coinciden en que los productos de belleza son muy caros: un 70%. Llama la atención el hecho de que tan solo un 25% de las mujeres considera que un producto caro es sinónimo de mayor calidad, frente al 75% de hombres que lo piensan. Esta puede ser la clave y el porqué del mayor gasto en cosmética masculina.