¿Qué hay detrás de las camisetas que se venden a cinco euros?


Dignidart promueve la moda ética y responsable con las personas que se encargan del proceso de producción


¿Cómo consiguen las multinacionales vender prendas a 5 euros? ¿Cuál es el proceso de fabricación? Y lo más importante: ¿Quién está detrás de todo esto? Y es que para que una camiseta tenga ese precio, el coste de producción tiene que ser extremadamente bajo y el salario del trabajador, aún más.
Bangladesh, por ejemplo, es uno de los países que fabrica la moda de consumo rápido que se vende en Occidente. El país alberga 4.500 fábricas -entre las que se encuentran las de H&M, Inditex, Benetton o Marks Spencer- y el sueldo de sus trabajadores ronda los 68 dólares mensuales, es decir, menos de dos euros al día.
Dignidart nació con el propósito de contribuir a terminar con esta clase de abusos y hacer moda ética y responsable con las personas. Esta pequeñacooperativa catalana fundada por Amanda Pérez y Nacho Cavanillas fabrica a través de colectivos de personas en riesgo de exclusión social líneas textiles y de papelería.
Un proyecto sin ánimo de lucro formado por más de diez personas encargadas del diseño de los productos y del proceso de gestión y venta. Después, la fabricación corre a cuenta de los CETS (Centros Especiales de Empleo) y talleres de personas con riegos de exclusión social.
“Sabíamos que en nuestro territorio había muchos proyectos de inserción social y que desde la crisis y los recortes les costaba obtener financiación, pero lo que no sabíamos es que estaban tan bien preparados, que eran tan competitivos y que le ponían tantas ganas e ilusión”, explica Amanda Pérez a La Vanguardia.
Su primera colección lleva como nombre “Viva la vida” y Frida Kahlo es la protagonista. “El pasado julio firmamos un acuerdo con Frida Kahlo Co. Lo tuvimos claro desde el principio. La artista mexicana representaba el espíritu de las personas que trabajan en los CETS”.
A diferencia de otras marcas que explotan la imagen de Kahlo con el único fin de comercializar -véase la polémica con Mattel y su muñeca inspirada en Frida o la colección cápsula de Stradivarius- en Dignidart “no recaudamos dinero” sino que “todos los beneficios se reinvierten en la propia cooperativa”.
La línea textil -que van desde bolsas de tela a bolsos y neceseres- sale directamente del barrio del Raval de Barcelona donde “un colectivo de mujeres en riesgo de exclusión social cortan y cosen todas las piezas”. Lalínea de papelería se elabora en Tarragona por “un grupo de personas con capacidades diferentes, donde imprimen, cortan, encuadernan, etiquetan y embolsan todos nuestros libros, prints y pósters”.
Con esto, Dignidart quiere educar en la moda responsable y concienciar a todo el mundo sobre la importancia de saber quién hay detrás de cada prenda que se compra. “Tenemos que comenzar a ser más exigentes con todo lo que compramos porque comprar es como votar, le estás diciendo al fabricante que le apoyas, que estás dispuesto a darle tu dinero para que siga haciendo lo mismo”.
Ahora para el día de la madre, el próximo domingo 6 de mayo, han cerrado un acuerdo con Abacus para lanzar una campaña llamada “Ser mare es una actitud” (Ser madre és una actitud), también con la imagen de Frida Kahlo y que se podrá comprar en la misma cooperativa.