Delpozo vuelve con su luz a Nueva York

Josep Font, director creativo de la marca, ha presentado su colección primavera/verano 2017 en la Semana de la Moda de la ciudad estadounidense

Delpozo presentó ayer en Nueva York su colección primavera/verano 2017 en el espacio Pier 59 del barrio de Chelsea . Las modelos pasearon las creaciones de Josep Font adornadas por enormes pendientes de pedrería, con maquillaje de MAC Cosmetics y con música de piano marcando sus pasos.

Font afirma que sus inspiraciones para esta colección han sido las pinturas de Sorolla, luminosas como las telas y las estructuras que dejan pasar la claridad hasta los cuerpos y las esculturas de la artesana coreana Soo Sunny Park.


Aunque el trabajo del diseñador catalán, director creativo de la marca desde 2012, no obtiene la misma atención de la prensa internacional que otras firmas como Michael Kors (por poner un ejemplo cualquiera) está en ello.

La estrategia empresarial es sólida. Mientras que Font se dedica a establecer relaciones de amor entre sus conocimientos de arquitectura con su creatividad de diseñador, Indre Rockefeller movió las fichas como Presidenta de Delpozo en Nueva York bajo la supervisión de Pedro Trolez, director de Perfumes y Diseño hasta el 2015. El grupo que adquirió la firma en 2012 y tuvo claro desde el principio cuál era su futuro.

El pasado mes de junio la firma española abrió su primera tienda europea fuera de España en Londres y con vistas a expandirse hacia Dubái, París y Nueva York, además de haber reforzado su estrategia de ecommerce. Se habla también de un posible lanzamiento de un perfume en un futuro próximo.

En esta nueva propuesta vuelve a sus juegos de volúmenes que representan flores a su manera y juegos de colores y texturas que generan explosiones de color. Otro de los puntos fuertes del diseñador suele ser el detalle, las puntadas de los lazos, los dibujos de las lentejuelas o el cinturón escondido entre el estampado.


Los aplausos de ayer al final del desfile fueron el cierre de un ciclo y el principio de otro para el diseñador mientras que, a su alrededor, el negocio sigue imparable.