Este es el resumen de una semana de la moda parisina cargada de polémicas

Esto y más ha pasado durante la ‘Paris Fashion Week’


Con varias polémicas de por medio, la Semana de la Moda de París ha transcurrido durante los últimos ochos días con multitud de desfiles y anécdotas. Estas son las más destacadas:

Gigi Hadid se corona como la reina de la sensualidad gracias a Giambattista Valli

“Saca la lencería a pasear”, parecía gritar la colección primavera-verano 2017 de Giambattista Valli. Gigi Hadid fue el máximo exponente de esta corriente y lideró el desfile con un conjunto que destilaba sensualidad por doquier.


Valli es uno de los fieles seguidores de la tendencia que ha triunfado este verano, el ‘bralette’, y que parece reclamar aún su estatus. En realidad, el ‘bralette’ es un simple sujetador sin aros muy confortable que se ha sacado de contexto y se ha llevado directamente a la calle.

Con una camiseta por debajo, de cuero, lencero, con una camisa abierta por encima... Hay multitud de combinaciones posibles, algunas más atrevidas que otras, para sacar el sujetador a la calle.

Valentino fabrica bolsos del tamaño de una caja de cigarros

Mientras que en el sector de la tecnología los teléfonos móviles aumentan sistemáticamente de tamaño, en la industria de la moda se fabrican bolsos más pequeños. Qué ironía. El de Valentino probablemente sea el mejor ejemplo: pequeño como una caja de cigarrilos y a la última como la moda dicta. Todo obra de Pierpaolo Piccioli.

Stella McCartney baila a ritmo de hip hop

Envueltos en una atmósfera de tensión después de que Kim Kardashian fuera asaltada la noche anterior por cinco encapuchados en un hotel de París, Stella McCartney presentó el pasado lunes su colección ready-to-wear a ritmo de hip hop.

La coreógrafa y bailarina española Blanca Li fue la encargada de organizar el baile final de las modelos. Perfectamente coordinadas y con una sonrisa de oreja a oreja, consiguieron que los asistentes se olvidaran del incidente por un momento y disfrutaran del show.

Así mismo, la diseñadora tampoco ha querido perder la ocasión para lanzar mensajes feministas como el de ‘Thanks girls’ (Gracias chicas) o el de ‘No a las pieles’, a favor del uso de la piel sintética.

Los robots de Chanel

Chanel es la historia viva de la moda, de generaciones de ella. Es el estilo chic francés, la elegancia de los años 20 y 30, el famoso sombrero cloché de Coco Chanel, tweed por todos los costados y, cómo no, el icónico bolso 2.55. La maison francesa es todo eso pero tiene una carencia. Algo que le impide, a pesar de su estatus, sentirse 100% realizada: un público joven.

Chanel se ha quedado estancado en una generación adulta y quiere cambiar como sea ese aspecto. Es por esto que las caras visibles de la firma son ahora Lily-Rose Depp, Willow Smith o Kristen Stewart. Y es por esto que en su último desfile se inspiró en la generación ‘millennial’ y creó el ‘Data Center Chanel’, un lugar donde las personas y la tecnología conviven diariamente.

El ‘punk’ bohemio de Alexander McQueen

Sarah Burton, la directora creativa de Alexander McQueen, quiso hacer su particular reinterpretación del estilo punk. ¿Cómo?, dándole un toque bohemio a los looks. Vestidos fluídos con volantes, encajes, bordados... Todo combinado con detalles de cuero, aplicaciones metálicas y mucho tartán.

La puntilla la dieron los peinados de las modelos. Cabello engominado hacia atrás (como si lo tuvieran rapado) dejando los clásicos mechones alrededor del rostro.