Conducción remota

El coche conectado, pendiente de la implantación del 5G, la próxima frontera de la tecnología de datos

Miles de asistentes al Mobile World Congress (MWC) se marcharán a casa después de experimentar el vehículo conectado y autónomo sin haber salido del recinto de la Fira de l’Hospitalet gracias a la realidad virtual. El automóvil es uno de los principales caballos de batalla de la tecnología de movilidad, aunque todavía se enfrenta a no pocos ­retos.

La presente edición del MWC desvela las intenciones de las compañías. Ponerlas en la calle es otra cosa. Aunque los Tesla norteamericanos circulan ya en modo autónomo y actualizan su software de forma automática, como lo hacen los smartphones, al coche conectado le queda todavía un poco de camino por recorrer.


Una de las tecnologías que se van a aliar mejor con el coche conectado es la conexión de datos 5G. Las altas velocidades de transmisión de datos que comporta evitan que existan tiempos de latencia entre las órdenes que se puede transmitir a un vehículo y su recepción. Esa velocidad es la clave de muchas de las tecnologías que llegarán en el futuro.

En el MWC del 2017 no se ha visto demasiado del 5G. Esa es una tarea que queda para la siguiente edición (del 26 de febrero al 1 de marzo del 2018), pero ya hemos visto algunas pinceladas. La desaparición de la latencia es imposible, pero sí su reducción a un mínimo tolerable que la haga imperceptible. Telefónica ha mostrado en el congreso cómo desde el recinto de la Fira se podía conducir un coche situado en el circuito del Idiada, en Tarragona. La demostración se ha hecho en colaboración con una de las compañías punteras en esta tecnología, Ericsson, y con el Real Instituto Sueco de Tecnología (KTH). La elevada frecuencia a la que se transmite gran cantidad de datos elimina casi toda la latencia y permite recibir imágenes de gran calidad. En este caso, en 4K.

Vodafone es otra de las compañía que han mostrado un simulador de conducción con gafas de realidad virtual. En su stand, un espectacular vehículo sin ventanas, el C-V2X, mostraba las capacidades de esta tecnología.

Durante el MWC, Ficosa ha anunciado que es la primera firma española que se integra en la 5G Automotive Association (5GAA), que integra compañías de primer orden para el desarrollo de soluciones de automoción conectada. Una parte de Ficosa pertenece a Panasonic.


De momento, no hay planes para implantar el 5G. Debería llegar a España sobre el 2020, pero es posible que las primeras redes experimentales estén listas para el MWC del 2018 en Barcelona.